¿Cuanto por mi?

Lo que quería del día salio a medias. En la cama los pájaros siguen cantando y el humo dejo de subir con la fiesta del pasado solo cargando memorias inconexas. Imperios de modificación del comportamiento tragan sin cesar imágenes de gatos, perros y memes mientras grandes mentes confeccionan algoritmos exquisitamente elegantes, tan efectivos en su fin. Cae la noche y enciendo la lampara atrapa insectos. No hace falta nada mas y mis amigos, mi familia y posibles romances caen en la misma olla con un caldo cocinado la perfección a base de manipulación. ¡Gratis, que sean gratis!, todos entraremos, entrelazados para alimentar a la bestia. Cada uno con un código de barras. El producto no ve, solo espera ser vendido y las ansias se tragan al sueño para parir al largo dormitar.

Camine grandes distancias para librarme de las ansias, pero ¡con el grillete en la bolsa imposible!, de que hablas si te tienen como un perrito de Pavlov. Me fui al baño, ahora siempre a sentarme para otra dosis de novedad. Duplicado mi tiempo en el baño, vuelvo a la otra silla donde me pongo a pensar en mi celda.

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.